Casos que trato en consulta
¿En qué puedo ayudarte con la ciencia y la nutrición?

Amenorrea hipotalámica

Ausencia de ciclo menstrual derivada de una respuesta adaptativa del organismo frente a una situación interpretada como un peligro. No se trata de una patología, sino de un síntoma de que algo no está funcionando correctamente. La causa más frecuente es una alimentación insuficiente y mal planificada. La amenorrea hipotalámica es la punta del iceberg, pero indica que en el organismo están ocurriendo otras muchas cosas que perjudican la salud y el rendimiento. En consulta te enseño a detectar esos errores y corregirlos para que puedas recuperar tu ciclo menstrual y, con ello, tu salud. 

Mujer deportista

Los problemas derivados de una mala alimentación en mujeres activas son altamente prevalentes: amenorrea, salud ósea, salud cardiovascular, lesiones… Las mujeres deportistas tienen requerimientos nutricionales únicos como consecuencia del entrenamiento, la competición y las características fisiológicas. Una correcta nutrición es esencial para mejorar y mantener la salud a corto y largo plazo, para lograr el máximo rendimiento deportivo y reducir el riesgo de lesión . En consulta trabajamos todos los aspectos necesarios para que que las mujeres puedan disfrutar del deporte con salud.

Ciclo menstrual saludable

Nadie nos enseña a conocer nuestro ciclo menstrual ni realizar un seguimiento del mismo, de manera que muchas veces no sabemos identificar si este es regular y saludable. En consulta te enseño cómo funciona este ciclo vital, qué síntomas nos indican que se está produciendo la ovulación o cuánto dura cada una de las fases del mismo. Además, adecuaremos la alimentación, la suplementación y realizaremos los cambios de estilo de vida necesarios para solventar los desajustes existentes.

Preparación para el embarazo

La nutrición es esencial para aumentar las posibilidades de gestación y asegurar un estado nutricional óptimo para el embarazo. Tanto la ingesta energética como el adecuado aporte de macronutrientes, micronutrientes y otros compuestos juegan un importante papel en la salud de la futura mamá. Además, cada mujer debe valorar la necesidad de suplementación específica en esta etapa de su vida.

Anemia

La anemia ferropénica y la deficiencia de hierro sin anemia son dos de los déficits nutricionales más comunes en mujeres y más aún en aquellas que realizan distintos tipos de deportes. El hierro es un mineral esencial para múltiples aspectos relacionados con la salud y en esta situación se deben establecer las recomendaciones necesarias para adecuar los niveles de este micronutriente y sus depósitos, así como averiguar y corregir las causas de su deficiencia.

Infertilidad

Algunas parejas tienen dificultad para concebir de manera natural. Será importante realizar una consulta preconcepcional para conocer las características individuales y adecuar las estrategias nutricionales, suplementos y hábitos que ayuden en este proceso.

Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)

Se trata de una alteración endocrino-metabólica que padece un alto porcentaje de mujeres. Existen distintos tipos de SOP y sintomatología como los ciclos irregulares y el exceso de andrógenos (acné, hirsutismo). El estilo de vida, la nutrición y ciertos suplementos han demostrado jugar un papel clave en la mejora de este síndrome.

Déficit de progesterona

La progesterona es una hormona clave para el correcto funcionamiento del ciclo menstrual y para el embarazo. Cada vez es más común presentar bajos niveles de esta hormona, dando lugar a una fase lútea corta, manchados antes de la menstruación y otros síntomas. La nutrición juega un papel clave en regular estos desajustes.

Dismenorrea

Algunas mujeres sienten dolor durante la menstruación. En aquellos casos en que se hayan descartado otras posibles causas, (endometriosis, miomas, adenomiosis…) podemos trabajar en consulta para utilizar todas las herramientas dietéticas disponibles que ayudan en gran medida a mejorar esta metodología.

Hipotiroidismo

Trastorno de la glándula tiroides, generalmente producido por una reacción autoinmune en la que el propio organismo ataca a las células productoras de hormonas tiroideas (hipotiroidismo de Hashimoto). Además de la correcta medicación, existen recomendaciones nutricionales específicas para mejorar el curso y los síntomas de esta patología.

Alimentación basada en plantas

Una nutrición vegana o vegetariana es completamente compatible con una buena salud y la práctica deportiva a cualquier nivel. Sin embargo, es un tipo de alimentación en la que es más probable cometer algunos errores y se debe prestar más atención a ciertos elementos nutricionales. Por ello, conocer estos aspectos es de especial relevancia para las personas que sigan una dieta basada en plantas.

Patologías digestivas

La alimentación juega un papel clave para el tratamiento, mejora de la sintomatología y prevención de recaídas en diversas patologías digestivas: sobrecrecimiento bacteriano (SIBO), enfermedad celiaca, sensibilidad al gluten no celiaca, digestiones pesadas, estreñimiento, exceso de gases, hinchazón abdominal… Además, existen pautas nutricionales concretas para reducir los frecuentes problemas gastrointestinales asociados al ejercicio (náuseas, vómitos, diarrea, hinchazón…) que dificultan en gran medida la práctica deportiva. 

Amenorrea hipotalámica

Ausencia de ciclo menstrual derivada de una respuesta adaptativa del organismo frente a una situación interpretada como un peligro. No se trata de una patología, sino de un síntoma de que algo no está funcionando correctamente. La causa más frecuente es una alimentación insuficiente y mal planificada. La amenorrea hipotalámica es la punta del iceberg, pero indica que en el organismo están ocurriendo otras muchas cosas que perjudican la salud y el rendimiento. En consulta te enseño a detectar esos errores y corregirlos para que puedas recuperar tu ciclo menstrual y, con ello, tu salud. 

Mujer deportista

Los problemas derivados de una mala alimentación en mujeres activas son altamente prevalentes: amenorrea, salud ósea, salud cardiovascular, lesiones… Las mujeres deportistas tienen requerimientos nutricionales únicos como consecuencia del entrenamiento, la competición y las características fisiológicas. Una correcta nutrición es esencial para mejorar y mantener la salud a corto y largo plazo, para lograr el máximo rendimiento deportivo y reducir el riesgo de lesión . En consulta trabajamos todos los aspectos necesarios para que que las mujeres puedan disfrutar del deporte con salud.

Ciclo menstrual saludable

Nadie nos enseña a conocer nuestro ciclo menstrual ni realizar un seguimiento del mismo, de manera que muchas veces no sabemos identificar si este es regular y saludable. En consulta te enseño cómo funciona este ciclo vital, qué síntomas nos indican que se está produciendo la ovulación o cuánto dura cada una de las fases del mismo. Además, adecuaremos la alimentación, la suplementación y realizaremos los cambios de estilo de vida necesarios para solventar los desajustes existentes.

Preparación para el embarazo

La nutrición es esencial para aumentar las posibilidades de gestación y asegurar un estado nutricional óptimo para el embarazo. Tanto la ingesta energética como el adecuado aporte de macronutrientes, micronutrientes y otros compuestos juegan un importante papel en la salud de la futura mamá. Además, cada mujer debe valorar la necesidad de suplementación específica en esta etapa de su vida.

Anemia

La anemia ferropénica y la deficiencia de hierro sin anemia son dos de los déficits nutricionales más comunes en mujeres y más aún en aquellas que realizan distintos tipos de deportes. El hierro es un mineral esencial para múltiples aspectos relacionados con la salud y en esta situación se deben establecer las recomendaciones necesarias para adecuar los niveles de este micronutriente y sus depósitos, así como averiguar y corregir las causas de su deficiencia.

Infertilidad

Algunas parejas tienen dificultad para concebir de manera natural. Será importante realizar una consulta preconcepcional para conocer las características individuales y adecuar las estrategias nutricionales, suplementos y hábitos que ayuden en este proceso.

Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)

Se trata de una alteración endocrino-metabólica que padece un alto porcentaje de mujeres. Existen distintos tipos de SOP y sintomatología como los ciclos irregulares y el exceso de andrógenos (acné, hirsutismo). El estilo de vida, la nutrición y ciertos suplementos han demostrado jugar un papel clave en la mejora de este síndrome.

Déficit de progesterona

La progesterona es una hormona clave para el correcto funcionamiento del ciclo menstrual y para el embarazo. Cada vez es más común presentar bajos niveles de esta hormona, dando lugar a una fase lútea corta, manchados antes de la menstruación y otros síntomas. La nutrición juega un papel clave en regular estos desajustes.

Dismenorrea

Algunas mujeres sienten dolor durante la menstruación. En aquellos casos en que se hayan descartado otras posibles causas, (endometriosis, miomas, adenomiosis…) podemos trabajar en consulta para utilizar todas las herramientas dietéticas disponibles que ayudan en gran medida a mejorar esta metodología.

Hipotiroidismo

Trastorno de la glándula tiroides, generalmente producido por una reacción autoinmune en la que el propio organismo ataca a las células productoras de hormonas tiroideas (hipotiroidismo de Hashimoto). Además de la correcta medicación, existen recomendaciones nutricionales específicas para mejorar el curso y los síntomas de esta patología.

Alimentación basada en plantas

Una nutrición vegana o vegetariana es completamente compatible con una buena salud y la práctica deportiva a cualquier nivel. Sin embargo, es un tipo de alimentación en la que es más probable cometer algunos errores y se debe prestar más atención a ciertos elementos nutricionales. Por ello, conocer estos aspectos es de especial relevancia para las personas que sigan una dieta basada en plantas.

Patologías digestivas

La alimentación juega un papel clave para el tratamiento, mejora de la sintomatología y prevención de recaídas en diversas patologías digestivas: sobrecrecimiento bacteriano (SIBO), enfermedad celiaca, sensibilidad al gluten no celiaca, digestiones pesadas, estreñimiento, exceso de gases, hinchazón abdominal… Además, existen pautas nutricionales concretas para reducir los frecuentes problemas gastrointestinales asociados al ejercicio (náuseas, vómitos, diarrea, hinchazón…) que dificultan en gran medida la práctica deportiva.

¿Quieres trabajar conmigo?

Contacto

[email protected]

@cienciaynutricion